0F49F992-873F-45E3-B8CA-3F6392D7BBFA

Más pistas

En estos últimos días he tenido la constancia de que la metodología flipped está calando. Sí, más evidencias. Muy concretas y personales y que vamos a detallar a continuación.

Por una parte, opiniones del alumnado de 2º de bachillerato que ha rellenado un formulario anónimo de valoración del curso y ha dicho cosas como estas:

  • Que hay una nueva forma de aprender Historia, mucho mas didáctica y mas entretenida para el alumnado que te ayuda a aprender mejor.
  • He aprendido Historia, pero también he tenido más autonomía por un lado, y a colaborar por otro, a colaborar cuando hemos hecho trabajos en grupo o en pareja y autonomía porque lo teórico sí se tenía que preparar por tu propia cuenta.
  • Me ha parecido genial se aprende mucho mejor que con la metodología normal
  • Me gusta mucho ya que una vez que te aprendes las cosas, no se olvidan, no como otras asignaturas que las tienes que estudiar a lo loco, y solo estudiar.
  • Al principio, es verdad, que pensé que nos perjudicaría ya que quizás esta metodología no seria la adecuada para darla en un 2 Bachillerato, pero la verdad que me ha sorprendido muchísimo y me ha acabado gustando esta forma de aprender y trabajar
  • Es una forma nueva que conlleva responsabilidad y trabajo pero en la que es fácil aprender.
  • La manera en la que aprendemos Historia, sin tener que solo aprendernos el temario y soltarlo en un examen y que al día siguiente no te acuerdes de nada.
  • Me gusta tal y como es, es de los mejores métodos de aprendizaje para que no se olviden las cosas, y por ello me gusta mucho asi la asignatura
  • Es el método de trabajo que más me gusta de todos, ojalá todos los maestros se cambien a este método. El maestro genial, explica muy bien y gracias a ello es muy fácil entender el temario.
  • Me ha gustado poder grabar audios y vídeos
  • Me ha gustado cuando hemos hecho trabajos en grupo en las clases porque además de productivo ha sido divertido

Por otra, de un profesor del centro que ha estado trabajando en el grupo de trabajo que he coordinado en el centro sobre flipped classroom (FC en el aula) que en su valoración final se ha expresado de esta manera:

En primer lugar decir, que las sesiones del GT han sido muy amenas, dinámicas y prácticas, enriquecidas además, con los conocimientos y experiencia del coordinador, Manuel Jesús, el cual ha puesto a nuestra disposición, con total generosidad, toda su sapiencia. En este sentido, me gustaría resaltar su labor y asesoramiento, no solo por sus profundos conocimientos sobre la metodología, sino por estar disponible en todo momento, e incluso por compartir sus materiales y trabajo de forma desinteresada.
En cuanto a esto último, los materiales, quiero resaltar que algunos de ellos me han sorprendido sobremanera, no solo por su versatilidad y utilidad en el aula, sino también por su capacidad como vehículo para facilitar la asimilación de contenidos por parte del alumnado.
Por otro lado, derivado de mi puesta en  práctica en el aula de los conocimientos y materiales trabajados en el grupo de trabajo, he de decir que la principal virtud de la metodología Flipped Classroom está en el nivel de implicación e involucración que exige al alumnado, y lo que es más importante aún, consigue acercar el aprendizaje formal al informal, lo que significa introducir en el aula las nuevas “formas de aprender” de un alumnado inmerso en la era digital.
Para concluir, me gustaría poner en valor el crecimiento profesional que he experimentado gracias a la participación en este grupo de trabajo, pero voy un poco más allá, e incluso me atrevería a decir que ha supuesto un enriquecimiento personal, puesto que hacía tiempo que no disfrutaba en clase como en algunas sesiones donde he introducido muchos de los recursos descubiertos.

Y, finalmente, un antiguo alumno del centro, amigo de mi hijo mayor, que está elaborando el TFM del Máster de Secundaria de Biología y Geología y que estuvo la otra tarde en casa pidiéndome consejo y algunas ideas sobre el aprendizaje inverso porque quiere, a pesar de que algunos de sus compañeros no se lo recomendaban, enfocar su trabajo en el aula con la metodología flipped porque le “gusta que los alumnos estén activos y lleguen a sus propias conclusiones, que piensen y que se acerquen a los temas de interés que les afectan porque estudiar sólo de memoria no sirve nada más que para perder el tiempo”.

Son tres pinceladas, tres detalles en un mundo educativo dominado por otros intereses y otros enfoques, pero que demuestran que estamos en marcha. Alumnos actuales, un antiguo alumno que quiere ser docente y un joven docente que ya está ejerciendo. Ya tenemos más pistas.

AUTOR

Manuel Jesús Fernández

Todos los relatos por: Manuel Jesús Fernández
1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.