mejorapizarra

Patrimonio Local como vehículo de aprendizaje

En estos días he compartido dos entradas en el blog del proyecto colaborativo Vivimos nuestro Patrimonio en la que se refleja el resultado final del proyecto que nos ha ocupado la mayor parte de la segunda evaluación en Patrimonio Local como vehículo de aprendizaje, una materia optativa de centro en 2º de bachillerato y el proyecto final de la materia: un trabajo fin de bachillerato (TFB) de cada alumno.

En la primera se ofrece el resultado final del Proyecto Cuéntame Lebrija y en la segunda se describe la experiencia iniciada con el TFB y se muestran algunos enlaces de las página creadas por el alumnado

Creo que ambas entradas reflejan el objetivo que se pretendía con esta materia optativa que no era otro que conseguir alumnos más competentes aprovechando el recurso del patrimonio local. Y, por otra parte, sigo pensando que un TFB es mucho mejor que cualquier prueba estandarizada y memorística para conseguir alumnos autónomos, creativos y emprendedores. A no ser que éste no sea el objetivo que pretenden algunos.

¿Qué pensáis sobre este último tema? Espero comentarios.

 

 

AUTOR

Manuel Jesús Fernández

Todos los relatos por: Manuel Jesús Fernández

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.