centroconvenciones

Encendiendo el aprendizaje

Estos días he estado lejos, muy lejos. En Mazatlán, en México. En el IV Congreso “Encendiendo el aprendizaje” organizado por COBAES, el Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa.

Y el caso es que estuve a punto de no ir al retrasase el vuelo desde Madrid a México y estropearse el enlace con Mazatlán, aunque finalmente lo arreglaron desde COBAES para pasar la noche en México DF. De todas formas, fue una odisea por las esperas y los retrasos. El caso es que llegué al Congreso a las 12:20 y el taller empezaba a las 12:30. Sin descanso y después de la paliza. Sin embargo, las sorpresas no habían acabado. Yo había planteado un taller de seis horas y me encontré con que había tantos asistentes que habían dividido el taller en dos de tres horas para docentes distintos. O sea, que a improvisar. El segundo día, ya más descansado y sobre aviso, el taller fue más tranquilo. Finalmente se celebró la clausura oficial y por la noche, la cena de gala y de despedida del congreso. Y el regreso fue mucho más tranquilo.

Una vez contada la odisea, analicemos el congreso. Ha sido un congreso ejemplar, tanto por donde se ha celebrado, como por contenidos y por su organizaciión y logística, porque mover a más de 1.200 personas entre asistentes y ponentes y darle alojamiento en un Resort, tiene muchísimo mérito. Pero, es que, además, todo siempre con una elegancia, disposición y simpatía sin igual. Y desde aquí quiero agradecerlo. Además, el ambiente general y las comidas en común hicieron que los ponentes, de Chile, de Argentina,a de Perú y de México pasáramos muy buenos ratos hablando sobre educación, gastronomía y costumbres de cada lugar. Ha sido, en definitiva, una convivencia muy enriquecedora favorecida por el ambiente general del congreso.

Finalmente, comentar que el congreso me ha demostrado algo que ya vengo viendo desde hace tiempo: muchos docentes han comprendido la necesidad de cambio y apuestan por ello con decisión y ganas de formarse. Y si no, a los datos me remito: 1.200 docentes de todo el estado, seis talleres sobre innovación y cambios educativos y talleres con 80 o 90 asistentes. Y en este caso también habría que destacar la decisión de COBAES de formar docentes del siglo XXI para conseguir ciudadanos del siglo XXI.

AUTOR

Manuel Jesús Fernández

Todos los relatos por: Manuel Jesús Fernández
1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.